Policía local dixit: “Pero,… ¡¿qué estás diciendo?!”

Hace unos meses os contaba una anécdota personal con la UAPO. Hoy os cuento otra tontadica que me pasó anoche con una dotación de la Policía Local.

Eran las once y media de la noche. Salíamos de la radio. Comentábamos, como acostumbramos, algunas cuestiones de La enredadera. La conversación fluía, pero no tanto como en otros ratos. A nuestro alrededor, especialmente por las grandes avenidas, decenas de coches pasaban pitando como locos, con banderas de España ondeando al cierzo, cuerpos por fuera de las ventanillas, gente que saltaba a la calzada, sin camiseta, y se ponía a berrear, vehículos que circulaban a toda pastilla,…

En un semáforo, unos ocho coches rodeaban a uno de la Policía Local de Zaragoza. Todos los vehículos hacían sonar los cláxones con pasión, generando una orquesta desconcertada especialmente molesta, contaminación acústica gratuita y estúpida.

Me acerqué al policía sentado de copiloto y le dije: “Buenas noches, ¿no van a multar a nadie por impedir el derecho al descanso de los trabajadores y vecinas que mañana por la mañana madrugarán para ir a trabajar?”. Perplejo, me contestó: “Pero,… ¡¿qué estás diciendo?!”. La charradica no dio para más porque el semáforo se puso verde y el compañero policía pegó una arrancada digna de mención y desapareció veloz entre coches de fanáticos del fútbol y los sentimientos patrios.

La vida sigue. Expaña mola mucho. Sálvese quien pueda.

You may also like...

Deja un comentario