El 1 de mayo, vermú y el domingo, tertulia sobre las Europeas

Mañana jueves es 1º de mayo. Y un año más, Radio Topo te invita al vermú obrero, tras las manifestaciones. Nos vemos en el solar del Conejo (Coso 182), donde disfrutaremos de las actuaciones de Los Turbios y Drunken Cowboys.

Y el domingo 4 de mayo de 2014 te proponemos una enredadera especial. El 25 de mayo hay elecciones al Parlamento Europeo, en las que se elegirán los representantes para los próximos 5 años. En torno a estos comicios, hemos invitado a varias personas para debatir en torno a Europa. Estas son nuestras invitadas:

  • Asun Gulina, de la colación “Os Pueblos Deciden” (Puyalón, EH Bildu, BNG….)
  • Raúl Royo del PartidoX
  • Miguel Martínez Tomey, de la coalición “Primavera Europea” (Cha, Equo, Compromís…)
  • Paco Iturbe, independiente en la candidatura de La Izquierda Plural (IU)
  • Nacho de la CNT de Aragón, Eva y/o Pablo, por la abstención activa
  • Pablo Echenique de Podemos

De aquí al domingo a las 19 horas, podéis escribir vuestras preguntas (a todas o a alguna organización en particular) en el blog de La enredadera, mandarlos a laenredadera@nodo50.org o por las redes sociales en que estamos La enredadera (en Twitter @laenredadera, La enredadera Radio Topo en Facebook y N-1).

Como no todo va a ser debate, disfrutaremos de las nuevas canciones de Dadá, que vendrán a presentarlas en vivo a La enredadera, previo a su concierto del 9 de mayo en el Explosivo Club de Zaragoza. ¡Música en directo y diversión a raudales!

Además, os presentaremos “14“, la propuesta para celebrar los 14 años de La enredadera. Comenzamos a emitir hace 14 años y lo celebraremos en junio. “14” es como llamamos a la ocurrencia de este año y el domingo os la detallaremos.

Nos vemos mañana y nos enredamos el domingo, ¡salud, amor y rebeldía!

You may also like...

7 Responses

  1. laenredadera dice:

    Algunas preguntas para todas las invitadas:

    ¿Qué es para vosotras Europa?
    ¿Cuáles son las principales propuestas que hacéis para este territorio europeo?
    ¿Y aquí en Aragón? ¿Cuáles son vuestras principales reivindicaciones?
    Para quien no conozca las coaliciones y candidaturas aquí representadas, ¿nos contáis en qué luchas populares os movéis?
    ¿Cuáles son las principales diferencias que veis con las otras propuestas hoy aquí?
    Por último y más allá de las elecciones europeas, ¿creéis que así vamos a algún lado? ¿Cómo podríamos confluir en procesos políticos más amplios y transformadores?

  2. Pati dice:

    Yo me siento ajena a ese ente llamado “Europa”, sin embargo entiendo que las decisiones que se toman desde allí nos afectan…Cuando hablamos de participación podríamos hablar de distintos niveles: el núcleo duro, de las convencidas,con ganas; las afines, que colaboran en lo cotidiano o en lo puntual; las ajenas, que no se oponen y las personas que se oponen. En este sentido y conociendo el desánimo y la situación de emergencia social que viven muchas personas a diario, ¿cuál es vuestra propuesta para explicar a eso que llamamos “la gente”: véase mis vecinas, compañeros de trabajo, etc, a las personas “no organizadas” cuestiones cómo por ejemplo cómo les afecta la aprobación del TTIP (tratado de libre comercio entre UE y USA) en su día a día?¿Cómo proponéis estimular la participación política, la conciencia de cambios necesarios en la Europa del capital frente a la “comodidad” del paquete de arroz caritativamente ofrecido por la iglesia o la ultraderecha?

  3. Maribel dice:

    Como ecologista una de las preguntas que así a bote pronte me surge es como van a afrontar los diferentes partidos y coaliciones sus propuestas en materia de medioambiente que en algunos casos son totalmente divergentes.
    Me refiero a temas como agua, pantanos, térmicas, travesía central pirineo, fracking, renovables, nucleares o transgéncios
    Teniendo en cuenta además en los grupos parlamentarios europeos donde se van a integrar.
    Perdona Nacho, que ya se que la pregunta es muy amplia, pero habiendo tanta gente en esas candidaturas que pertenece al movimiento ecologista, es imposible no hacerlas.
    Tambien estaría bien que explicaran los diferentes partidos tanto de ámbito nacional como nacionalistas que se presentan como van a afrontar desde sus partidos esas pequeñas-grandes diferencias que han hecho imposible una sola candidatura para estas elecciones.

  4. Perico dice:

    ¿por qué demonios no vais juntos ?

  5. Charo dice:

    ¿ por que no se refleja el malestar social contra la corrupción en la intención de voto y en el voto mismo de los ciudadanos que van a votar?
    Segun vosotros la democracia interna de los partidos ¿le interesa al ciudadano votante ? ¿ y al abstenionista activo?
    pondriais en marcha un mecanismo publico de control de democracia interna en los partidos políiticos europeos ?

  6. MIguel Martínez Tomey. Primavera Europea dice:

    Respuestas de Miguel Martínez Tomey de La Primavera Europea (Cha).

    Hola Pati: La explicación de algo como la UE y lo que afecta a nuestra realidad es una tarea ardua cuando no se cuenta con canales de comunicación masivos que comuniquen de una forma continuada a la gente lo que está pasando. Antes bien, las fuerzas del capitalismo son precisamente las que controlan a los grandes grupos de comunicación, cuyo accionariado está en manos mayoritariamente de bancos, eléctricas, petroleras, químicas, empresas de telefonía, fondos de inversión, etc. Las únicas rendijas por las que “entra el oxígeno” de una información plural, independiente y verdaderamente crítica están en las redes sociales, blogs, diarios digitales y, por supuesto, radios libres, como Radio Topo. A través de ellos, nosotros nos afanamos por explicar lo que está pasando y por qué es importante cambar la desidia hacia Europa por una actitud activa, incisiva y responsable, porque la apatía de los ciudadanos durante ya demasiado tiempo es la que ha puesto en manos de estos tiburones un aparato de poder como la UE que se concibió para otros fines: la paz, la prosperidad general, la preservación de la diversidad nacional, étnica, lingüística o cultural y la felicidad de las personas.
    Cuanto más tiempo pasa la UE bajo el control de esta gente más barreras se introducen a la participación y más opacidad en la información y en el proceso de toma de decisiones, muy dominado por los gobiernos de los Estados miembros, que no encuentra contrapeso en un parlamento complaciente, dominado por conservadores, liberales y socialistas. Este parlamento ha llenado sus escaños con el vacío que ha dejado -paradójicamente- el sector más concienciado de la sociedad con su abstención-protesta. La consecuencia de todo esto ha entrado dramáticamente en nuestras vidas en forma de paro, pobreza, pérdida de derechos, fascismo reemergente, desigualdad, etc. La pregunta ahora es: ¿vamos a tomar ya el control de Europa o vamos a dejarles de nuevo a ellos el control de nuestros destinos?

    Hola Maribel. Resulta difícil resumir en unas pocas líneas nuestras propuestas sobre medio ambiente; en lo que a Primavera Europea se refiere, te propongo que eches un vistado a los programas electorales de las principales formaciones que la componen:
    Equo: http://europa.partidoequo.es/programa-electoral-equo-elecciones-europeas-2014
    CHA: http://aragoneneuropa.files.wordpress.com/2014/04/programa-electoral-dina4.pdf
    Compromis: http://jordisebastia.eu/programa/
    Dentro de nuestra coalición la sintonía en materia medioambiental es prácticamente total despejándose las dudas que pudiesen existir tales como la posición de Compromís sobre el trasvase del Ebro, la de CHA en relación con Mularroya o la de Equo con respecto a las comunicaciones por el Pirineo.
    En cuanto a la relación con los demás partidos, existe una característica indisociable del concepto de izquierdas: la pluralidad, y ésta a menudo no queda debidamente reflejada en una única arquitectura de coalición. Esto genera ciertos costes de oportunidad, pero también los tiene el que en el resultado final no lleguen al parlamento de una forma u otra todas las voces que componen la polifonía de la izquierda. ¿Cómo resolvemos esto? Pues sencillamente mediante la unidad de acción en los temas en los que estamos de acuerdo (y en la UE son el 95%) y que son los que la ciudadanía está pidiendo que prioricemos: deshaucios, pobreza, paro, pérdida de derechos laborales, ciudadanos, sexuales y reproductivos, desigualdad, exclusión, financiarización de la economía, destrucción del medio ambiente y del paisaje, extinción de la diversidad cultural y lingüística, rechazo del derecho a la libre determinación de los pueblos, imperialismo capitalista, insolidaridad internacional, explotación infantil… ¡la agenda es interminable!
    En el plano del nacionalismo las diferencias no son tan insalvables como a veces se quieren presentar. Tanto Puyalón como CHA defendemos el derecho de autodeterminación del pueblo aragonés y su reconocimiento como nación soberana titular de derechos en el marco de una Unión Europea que debe romper con la perversa lógica de los llamados “Estados-nación”. Nuestra única diferencia está en que Puyalón deduce la independencia como la única consecuencia admisible en un proceso de autodeterminación del pueblo aragonés, mientras que CHA estima que la decisión del pueblo aragonés en el ejercicio de ese derecho ha de ser atendida y que, lamentablemente, hoy por hoy, l@s aragones@s reclaman una devolución mayor de sus poderes y un nuevo marco de relaciones con el Estado español, pero solo muy minoritariamente la independencia. He de aclararte que en CHA sigue habiendo un sector independentista importante entre los diferentes grupos de opinión que hay sobre este particular y que, a modo de síntesis, una propuesta de corte confederal (no cerrada a una evolución hacia la independencia si así se apreciase en la sociedad de forma creciente) viene a concitar el acuerdo general en CHA.
    Tienes más info en : http://www.chunta.org/workspace/uploads/4-+ara.pdf
    http://www.chunta.org/page/ara-mas-aragon/619/

    Hola Perico: te remito a la respuesta que sobre esta cuestión le he dado anteriormente a Maribel, pero si quieres algún detalle concreto más, no tienes más que decirlo y te contestaré gustoso

    Hola Charo: para nosotros el por qué el malestar social contra la corrupción no parece incidir de forma más apabullante en la intención de voto de la gente también nos deja perplejos. Según algunos estudios universitarios, el comportamiento político de las personas pivota más sobre la visceralidad de nuestras convicciones íntimas que sobre el análisis racional (causa-efecto) de los hechos. En dos palabras: a menudo uno vota “a los suyos” porque son “sus colores”, frente a los demás, a pesar incluso de las actuaciones de corrupción. Es triste, pero incontestable. Esto incluye otros aspectos como la democracia interna o no que, como verás, no parece impresionar al votante medio del PP, en donde todo se hace a dedo. La democracia interna es y ha de ser, fundamentalmente, un ejercicio destinado no a la galería, sino a hacer efectivas las convicciones ideológicas de cada partido en su vida interna: o te lo crees y lo aplicas o vives en la mentira.
    La democracia interna en los partidos es resultado de su propia idiosincrasia. Supongo que a un fascista les encantará que en su partido se rijan por normas autoritarias, a un liberal que solo se tolere en la medida en que no altere sus objetivos estratégicos y que a una organización de izquierdas le de una gran importancia, incluso llegando al asamblearismo casi permanente en el caso de algunas formaciones. Imagino que establecer un estándar y un control desde fuera sería visto por todos como una intromisión en su vida interna, por muy bienintencionada que sea ésta.

  7. Paco Iturbe. La Izquierda Plural dice:

    Muchas gracias Pati, Maribel, Perico y Charo.

    Gran pregunta Pati. Efectivamente la actual Europa es un frío mercado donde lo único que nos une es el euro. Eso hay que cambiarlo, poco a poco, para que sea una Europa social. Pero efectivamente, nos demos cuenta o no, buena parte de nuestras cuestiones diarias se deciden en el parlamento europeo. Empiezo por lo segundo, en estos momentos, la “caridad” no está solucionando los problemas de la gente, así que empezamos a darnos cuenta de que esto hay que cambiarlo de otra forma, o no se soluciona. Fundamental que los servicios sociales sean un derecho, y no una “limosna”, como ahora ya nadie siente como limosna ir al médico o al colegio, es un derecho (bueno, aunque esto también lo quieren cambiar). Para eso es importante crear una Carta europea de derechos sociales que los marque y los haga derechos reconocidos. Lo de explicar las cosas con casos del día es lo mejor, pero también complicadillo. Aprobar el tratado de libre comercio significará que las empresas transnacionales tendrán barra libre, no deberán estar sujetas a las leyes de los estados. Por ejemplo, si Aragón prohíbe el fracking pero una multinacional quiere explotar con ello nuestro pueblo, se podrá saltar la ley y hacerlo. O si nuestro territorio prohíbe los transgénicos, y Monsanto quiere seguir experimentando en el campo de al lado de mi casa, lo podrá hacer, contaminando al resto de campos de mi localidad. Son algunos ejemplos.

    Amplia pregunta Maribel. Por lo que a mí respecta, mi favorita de todos modos 😉 El programa de La Izquierda Plural tiene todo un bloque dedicado a este tema, del que recomiendo su lectura y que comparto. En líneas generales sobre agua se apoya que sea pública como un derecho fundamental, y sobre pantanos que se aplique la Directiva Marco del Agua, con todo lo que eso conlleva. La travesía central, oposición total, la respuesta a nuestra comunicación es el tren, y con Europa la reapertura del Canfranc. En transgénicos, oposición frontal, debemos fomentar la agroecología y la soberanía alimentaria, por ser lo más saludable, lo que más empleo genera (pequeño productor y local), lo que menos recursos consume y lo que más territorio ordena. En energía, abandonar las sucias y obsoletas, como nuclear, y reducir nuestra dependencia del petróleo, fomentando las energías alternativas (más limpias y que generan mucho más trabajo). Oposición frontal al fracking, por riesgos sísmicos y de contaminación. Y en el caso de la térmica, delicado en Aragón, una transición justa social y ambiental, para conseguir a la vez que se elimina su tremenda carga contaminante, lograr un futuro real para esos territorios (por supuesto, para lograrlo, el dinero de las ayudas debe ir a la gente, no a las grandes empresas, así no hay transición).

    Con lo de las diferencias, la idea es seguir apostando por tratar de conseguir no sólo la unión con otras formaciones políticas, sino aumentar la confluencia con los movimientos sociales. Algo que no se hace de un día para otro, pero en lo que se debe de empezar a dar pasos por ese camino. Sinceramente creo que alguno se ha dado, yo mismo soy uno, siendo un independiente como candidato. El tiempo dirá si los pasos son suficientes o no, y si vienen otros a continuación. Es un proceso, no una decisión puntual.

    Perico, casi te respondo con lo que acabo de decir. Sinceramente, yo también me hago esa pregunta. No termino de comprender por qué no vamos unidos. Puede que los partidos estén algo distanciados, y puede que la gente nos hayamos distanciado de la política. Creo que acercando las formaciones políticas a la sociedad se ganaría en convergencia y sería un caldo de cultivo para la unión. Para acercarnos, los partidos deben de moverse, pero ojo, también la gente. Espero que ese proceso del que hablaba vaya dando pasos y de sus frutos enseguida. Tampoco nos queda otra para cambiar las cosas.

    Otra gran pregunta Charo. No terminamos de ser conscientes de la herramienta que tenemos con el voto. ¿El bipartidismo nos ha machacado? probemos con otras opciones, quedarnos en casa ya hemos visto que no cambia nada. Pero estamos tan abatidos que el mantra del “todos son iguales” “no puedo hacer nada” ha calado. Los indignados con la corrupción no votan, y sí lo hacen a los que ésta les da igual o hasta les gusta. Complicado cambiarlo ¡¡pero no imposible!! sólo tenemos que creérnoslo. Y la democracia interna, la transparencia, es fundamental para hacer política. Hay que cambiar el modo de funcionar tanto en las instituciones como dentro de los partidos. Si me apuras, incluso es más complicado en los partidos, algunos por que no quieren, otros por que las grandes estructuras tienen unas inercias que cuesta frenar. En todo caso, una vez más, la gente tenemos mucha fuerza. Si apoyamos a aquellos que se abren, que dan pasos en ese sentido y los exigimos, más tarde o temprano se logrará el giro.

    Un abrazo, Paco

Deja un comentario